Tímida

La “orella d’ós” es todo un fósil viviente que se instaló en el Pirineo y el Prepripineo hace más de 20 millones de años. Es capaz de revivir tras haberse secado completamente gracias a un mecanismo bioquímico que permite la transformación de un azúcar especial, la rafinosa, en sacarosa, que impide la muerte celular.


Monasterio de Montserrat, Barcelona.
[EXIF]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: